lunes, 21 de septiembre de 2009

Sobre el Amor y la Soledad

Sobre el Amor y la Soledad es uno de los libros más fascinantes de Krishnamurti (India, 1895-1986). En esta entrada, siguiendo la línea de la anterior, quiero dar a conocer a este autor y compartir con ustedes unas pinceladas de sus enseñanzas, en este caso, como su título dice, sobre el amor y la soledad.

"El pensamiento no puede cultivar el amor. Puede cultivar la persecución del placer, pero no puede crear amor. El amor no es, por lo tanto, una cosa de la mente. Sólo cuando la mente está de veras quieta, cuando ya no espera nada, ni pide, ni exige, ni busca, ni posee, cuando ya no siente celos, ni temor, ni ansiedad, cuando está realmente en silencio, sólo entonces es posible el amor.

No debemos pues, ocuparnos del amor, el cual nace de manera espontánea, sino que debemos interesarnos en las cosas que impiden el amor, en las cosas de la mente que se proyectan y crean una barrera.

Por eso, antes es importante conocer el proceso de la mente, que es donde tiene su morada el «yo»; investigar más profundamente la cuestión del conocimiento propio.
Cuando amamos no existen ni el
«yo» ni el «». En ese estado sólo existe una llama sin humo.
El amor sólo puede existir cuando está ausente el pensamiento del
«yo», y la libertad con respecto al «yo» reside en el conocimiento propio".

"Sobre el amor y la soledad" Jiddu Krishnamurti






3 comentarios:

José Barroso dijo...

Interesante eso de entender que solo es posible el amor cuando en la mente no hay preocupación, ni ansia, ni miedo. Es una buena analogía porque evidentemente cuando nacemos, desprovistos de recuerdos y de pensamientos, lo único que nos vincula a la vida es el amor.
Gracias por el extracto Aída

Aida Esther Pérez Lorenzo dijo...

Al contrario, gracias a tí por enriquecer este blog con tus aportaciones,
un afectuoso saludo,

María Adoración García López dijo...

www.percepcionunitaria.org